Cortapuros

Ana Alsogaray
3 de mayo de 2010

Para poder disfrutar del habano es importante, que no se retire el anillo que trae en el costado del que será inhalado el puro ya que podría dañar las capas.
Para este proceso se han creado algunos artículos con el fin de realizar el corte del habano perfecto y que este no sufra ningún daño.
 Uno de los más comunes y eficaces es el que está formado por una guillotina de una o dos hojas ya que  hace un corte limpio en la boca del cigarro, es de fácil maniobrabilidad, ideal para aquellos que  inician en el mundo de los habanos.

 También existen las tijeras especiales que logran un corte del tipo guillotina muy limpio, pero requieren cierta experiencia.
Otro es el cortador de troquel (o de bala) con su cuchilla circular: Tiene forma de  silbato con un anillo para colgar como llavero éste elimina una sección de la perilla del puro, y tiene la ventaja de preservar la forma de esa perilla además de la agradable sensación producida en la boca a la llegada del humo de un cigarro cortado con un cortapuros como este.

El punzón no corta sino que practica un único orificio; una vez perforado el puro, es posible que el tabaco se concentre en los lados y en la parte inferior del agujero, lo cual hace mas difícil el tiro; por esta razón y por las inherentes al corte de perforación, su uso no es recomendado para  aficionados o principiantes.

Escribir un comentario